Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Responding to the spread of coronavirus – Message from our Managing Director

Cómo se están transformando los sectores del trabajo y la energía post-COVID

Los clientes de Centrica explican cómo la pandemia ha cambiado permanentemente la manera de trabajar y la forma en que las empresas utilizan la energía.

Un tercio de la carga de trabajo en Europa podría realizarse de forma remota post-pandemia, de acuerdo con una encuesta de McKinsey & Company. En Reino Unido, la cifra es incluso mayor a 46%, mientras que más de la mitad de los trabajadores británicos encuestados dijeron que habían encontrado un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida a través del home office.

Los números muestran una continuación del home office de alguna forma incluso cuando las restricciones de COVID-19 no son tan estrictas, lo que lleva a las empresas a considerar cambios permanentes en la forma en que operan.

El home office no aplica para todos, ni para todos los roles, como pueden atestiguar los colegas de Centrica, e incluso ha creado algunos desafíos importantes.

“La comunicación se ha convertido en uno de los mayores desafíos debido a COVID”, dijo Greg McKenna, Managing Director de Centrica Business Solutions.

"La escasa interacción con nuestros colegas, la imposibilidad de conocerlos cara a cara y mantener conversaciones informales donde se transmite información, se toman decisiones y se llegan a conocer cosas ... ha sido un verdadero desafío".

Sin embargo, además de los desafíos, los cambios en la forma en que trabajamos también han creado oportunidades, especialmente cuando se trata de energía.

Cambios en los patrones de energía

La migración hacia el trabajo online, ya sea por necesidad o por elección, significa que las oficinas se están transformando cada vez más en espacios de colaboración para reuniones de equipo y eventos específicos.

Dado que la jornada laboral previo a la pandemia de nueve a cinco ya no es estándar, los patrones de consumo de energía se han interrumpido, lo que ha llevado a las personas, las empresas y los proveedores a reconsiderar su estrategia energética.

A medida que las empresas analizan su cambiante uso de energía, se centran cada vez más en cómo pueden reducir los costos y las emisiones de CO2.

Creo que muchas empresas están considerando cómo a través de la sostenibilidad pueden realmente ahorrar dinero y hacer que la compañía sea más eficiente, mientras que al mismo tiempo se convierten en mejores ciudadanos corporativos
Greg McKenna

Aprovechando el poder de los datos

Desde pequeñas empresas hasta grandes instalaciones industriales, muchos usuarios de energía están cambiando permanentemente sus hábitos de consumo después de la pandemia. El COVID-19 ha reducido la demanda mundial de energía a largo plazo en 2.5 millones de barriles por día, según la investigación de S&P Global, ya que las personas buscan energía más limpia y eficiente.

“La forma en la que usamos la energía ha cambiado para siempre”, menciona Gerónimo Martínez, CEO y cofundador de S2G Energy, empresa mexicana especializada en energía digital.

“Existe una combinación de eficiencia energética, generación de energía distribuida y electromovilidad que promete un nuevo nivel de intensidad en el uso de energía eléctrica. Pero también está cambiando la forma en que el consumidor se relaciona con ese proceso ... en los grandes consumidores y en el día a día de la gente".

Para Martínez, cuya empresa se especializa en aprovechar el poder de los datos y el Internet de las cosas (IoT) para mejorar la eficiencia energética de sus clientes, las herramientas digitales y el análisis ofrecen una mejor forma de comprender esta relación en constante cambio. También cree que los datos claramente pueden defender un uso más sostenible de la energía.

“Existe un fuerte interés en cómo la eficiencia energética puede resultar positiva para todos aquellos que buscan ahorrar dinero, generar sostenibilidad y, por supuesto, navegar las aguas turbulentas de la situación de la pandemia”, argumenta Martínez.

McKenna agrega que, más allá del COVID-19 y no solo en el sector energético, aprovechar el poder de los datos también puede ayudar a los líderes empresariales a estar mejor preparados y ser más resilientes en el futuro.

"No sabemos cuándo será la próxima crisis", menciona.

“Pero como líderes empresariales, es importante permanecer ágil, observar tus procesos, sistemas y la forma de tomar decisiones. Evalúa cómo almacenas los datos, cómo y quién accede a ellos para que tomes las decisiones correctas y, de esta manera, confiar en que la gente tome las decisiones correctas en tu ausencia".

Operador líder del sector restaurantero utiliza información de eficiencia energética para evitar $1.2 millones en costos

Un futuro con varios enfoques

Los enfoques de las empresas para adoptar soluciones de energía limpia se desarrollan en muchas formas. Por ejemplo, una solución con visión a futuro es instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos en los hogares de los empleados. En combinación con el software de distribución de energía, las baterías de automóviles y vehículos de la empresa se pueden cargar en momentos óptimos para aumentar el uso de energía limpia y evitar los picos de máxima demanda.

El costo cada vez menor de las tecnologías de energía renovable, particularmente la eólica y la solar, ha hecho que más empresas adopten capacidad de generación on-site para alimentar sus operaciones y generar ingresos adicionales.

"Estamos viendo muchas más conversaciones sobre la optimización de la energía y la energía distribuida, de cómo puedes producir tu propia energía on site y luego cómo puedes ganar dinero con el excedente de energía que se puede exportar a la red", dice McKenna.

En colaboración con Centrica, el fabricante de suelos Tarkett ha instalado un sistema de triple generación de energía en su planta de fabricación en Italia, que utiliza biocombustible para generar la electricidad y el calor térmico necesarios para producir linóleo. Los sistemas de energía solar agregan capacidad de generación limpia in situ, y un reciente estudio de factibilidad ha considerado la posibilidad de agregar energía eólica a la combinación de energías, aumentando aún más la confianza en las energías renovables

“Analizamos todo el ciclo de vida del linóleo que producimos, desde la extracción de materias primas hasta el procesamiento, instalación y reciclaje de materiales”, dice Federica Meloni, Gerente de Energía en Tarkett.

"Esta evaluación medioambiental del ciclo de vida nos ayuda a minimizar la huella de carbono de nuestros suelos".

Un programa de reciclaje de circuito cerrado ayuda a reutilizar el linóleo residual de la producción y de los clientes, ya sea como materia prima para pisos nuevos o como fuente de combustible.

“Nuestro programa Restart da nueva vida a los desechos, que se utilizan para producir nuevos productos de linóleo y también nuestra propia biomasa para generar energía térmica renovable interna”, explica Meloni.

Tarkett campeón de sustentabilidad con Centrica Business Solutions

Tarkett considera la sostenibilidad como uno de sus pilares operativos clave. Como sucedió en muchas empresas, la pandemia provocó una remodelación de las prácticas laborales y del uso de energía, con un enfoque renovado en reducir la electricidad y la energía térmica de las operaciones de la planta, particularmente cuando la cuarentena detuvo la producción.

En medio de los llamados para renovarse, las empresas que miran hacia el futuro y se adaptan al mundo post-COVID, en cuestiones de eficiencia energética, estarán en una buena posición para marcar la diferencia, tanto para el medio ambiente como para sus resultados finales.