Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Responding to the spread of coronavirus – Message from our Managing Director

Conocimientos de energía: la salsa secreta para la industria de alimentos y bebidas

Descubra cómo las empresas de alimentos y bebidas pueden utilizar la inteligencia energética recopilada por equipos inalámbricos de monitoreo, para mejorar los costos de energía y equilibrar la rentabilidad con la sostenibilidad.

La industria de alimentos y bebidas está experimentando una era de cambios sin precedentes, impulsada por avances tecnológicos, nuevos marcos globales y una transformación en la cadena de suministro para generar resiliencia y eficiencia en todo el sistema alimentario mundial. El aumento de los costos de las materias primas, la energía y la mano de obra, el estancamiento de los ingresos de los consumidores, la intensa competencia y las presiones de precios de los minoristas significan que los márgenes en la industria de alimentos y bebidas son cada vez más evasivos.

Teniendo esto en cuenta, la necesidad en las empresas de alimentos y bebidas por minimizar el desperdicio y maximizar los recursos nunca ha sido mayor. Bajo una intensa presión para satisfacer la demanda cada vez mayor de reguladores y consumidores, necesitarán nutrir a una población mundial que se prevé, aumente de 7.8 mil millones en 2020 a 9.7 mil millones en 2050.

Además, cada vez más los consumidores esperan que las empresas muestren un verdadero compromiso con la sostenibilidad y están eligiendo marcas y productos basados en sus perfiles medioambientales. También están requiriendo opciones más saludables, libres y a base de plantas, aumentando la demanda en la cadena de refrigeración para garantizar la seguridad de los alimentos perecederos.

En toda la cadena de suministro, las empresas de alimentos y bebidas dependen de activos que consumen mucha energía y que son notoriamente inconstantes en lo que respecta al rendimiento. Cada vez más, estas empresas recurren a sistemas de gestión de energía (EMS) de próxima generación que consisten en equipos de monitoreo de energía inalámbricos, lo que les permite obtener información sobre esto activos y garantizar la eficiencia y el rendimiento operativos, y prevenir el riesgo de costosos tiempos de inactividad.

En nuestro nuevo documento, 'Conocimientos de energía: la salsa secreta para la industria de alimentos y bebidas', exploramos los desafíos que enfrenta la industria actualmente y describimos cómo las empresas pueden garantizar el rendimiento, salvaguardar la calidad y fortalecer su marca con un uso más inteligente de la energía. Demostramos cómo la gestión de la energía puede ser la clave para equilibrar la rentabilidad y la sostenibilidad a través de la implementación de tecnología de sensores inalámbricos no invasivos que brindan conocimientos energéticos practicables -la salsa secreta que las empresas necesitan para impulsar la eficiencia operativa, reducir costos y garantizar el rendimiento de sus activos.

Desafíos energéticos para la industria de alimentos y bebidas

En todos los segmentos de la industria de alimentos y bebidas, desde los productores hasta la fabricación, el almacenamiento y la cadena de refrigeración, la distribución y el comercio minorista; los márgenes de beneficio, frecuentemente, se aceptan como una parte inevitable del negocio. Pero con esta aceptación las empresas de la industria deben abordar los siguientes desafíos energéticos para mejorar y maximizar estos márgenes.

Altos costos de los procesos que consumen mucha energía: La industria se basa en el uso extensivo de refrigeración, calefacción, compresores de aire y otros equipos que consumen mucha energía en los procesos de producción.

Maximización de la eficiencia y reducción del desperdicio: Los activos obsoletos combinados con anulaciones del sistema de administración de edificios, consumo fuera de horario o equipo ineficiente, puede resultar en costosas ineficiencias y desperdicios de energía.

Fallas costosas en el manejo de productos perecederos: Los problemas con los procesos de calefacción o los equipos de refrigeración en la cadena de frío o en los supermercados pueden provocar fácilmente una falla en el cumplimiento de los estándares de seguridad o calidad, lo que lleva a costosas reparaciones, desperdicio de alimentos, pérdida de ventas y una reputación empañada.

Aumento en la dependencia del equipo por mayor automatización: Cuanto mayor es la dependencia de la tecnología, mayor es la vulnerabilidad a las fallas del equipo. Las operaciones resistentes con un programa de mantenimiento proactivo son fundamentales para garantizar que los productos cumplan con los estándares reglamentarios y reduzcan el tiempo de inactividad.

Mayor enfoque en la sostenibilidad energética: Las empresas de alimentos y bebidas, como grandes consumidores de energía, están bajo una presión cada vez mayor por parte de los consumidores y los reguladores para centrarse en la sostenibilidad energética y reducir su huella de carbono.

La gestión de la energía desempeña un papel fundamental

El camino más accesible para obtener mayores ganancias, para las empresas en la industria de alimentos y bebidas, es una reducción de los costos operativos habituales, incluida la energía. Obtener visibilidad del uso de energía puede ser la clave para equilibrar la rentabilidad y la sostenibilidad, y la gestión de la energía puede generar datos energéticos procesables y responsables para ayudar a las empresas a abordar 3 áreas clave:

  1. Aumento de la eficiencia de la producción para mejorar los márgenes de ganancia
  2. Mejora de la resiliencia para reducir el tiempo de inactividad y proteger la calidad de los alimentos
  3. Mejora en el desempeño ambiental y la agilidad empresarial para un futuro sostenible.

De acuerdo con nuestra investigación, las empresas líderes aprovechan cada vez más los datos energéticos para transformar su negocio y acelerar su viaje hacia la eficiencia energética, la resiliencia y la sostenibilidad. El 76% de las empresas sostenibles utilizan datos recopilados de sensores y dispositivos inteligentes para mejorar la toma de decisiones, en comparación con el 56% de otras empresas. Y el 45% de las empresas sostenibles están transformando los datos de energía en mejoras específicas y procesables.

Obtener visibilidad del uso de energía en sus locales puede ayudar a las empresas de alimentos y bebidas a impulsar la eficiencia operativa, reducir los costos y el consumo, y garantizar el desempeño de sus activos en el camino hacia márgenes de ganancia más amplios, y eso sucede cuando se deja ayudar por la inteligencia energética procesable recopilada por la tecnología de sensores inteligentes.

Elaborar una receta para el éxito con datos sobre energía

Con una estrategia de gestión de energía que utiliza datos en tiempo real para identificar las ineficiencias y el desperdicio de energía, las empresas de alimentos y bebidas pueden reducir significativamente su consumo energético, lo que produce importantes reducciones de costos.

Sin embargo, un problema relevante para muchas empresas de alimentos y bebidas es la falta de visibilidad de cómo se utiliza realmente la energía en todo su local, lo que les impide identificar las ineficiencias actuales. Aquí es donde las herramientas de conocimiento energético pueden muy valiosas. Las soluciones avanzadas de sensores y análisis identifican exactamente cómo se utiliza la energía, hasta el nivel del dispositivo, identificando áreas clave a abordar para mejorar la eficiencia operativa.

Con nuestros discretos sensores inalámbricos Panoramic Power wireless sensors, las empresas de alimentos y bebidas no necesitan interrumpir las operaciones para su uso. Ser capaz de monitorear los activos críticos que consumen energía a lo largo de una propiedad energética implica un proceso de instalación simple: los sensores se conectan fácilmente al cable eléctrico saliente que alimenta cada dispositivo.

Además de eliminar los costos del consumo excesivo de energía, una operación que presta atención a su consumo energético está en una mejor posición para optimizar el rendimiento del equipo y disminuir las tasas de falla. La identificación proactiva de equipos que no están funcionando no solo reduce el tiempo de inactividad operativa, sino que también permite a las empresas tomar decisiones de adquisición más informadas, y pueden medir el ROI de las compras de activos midiendo la entrada de energía después de la instalación.

Transforma los desafíos en oportunidades

La búsqueda constante para reducir los costos y aumentar los márgenes de ganancia, mientras atiende a una población en crecimiento y satisface las crecientes demandas de los consumidores y los reguladores, pesa sobre la industria de alimentos y bebidas, y nunca había habido una pieza tan grande del rompecabezas tan fácilmente disponible para ayudar a las empresas a afrontar estos retos. Existe la tecnología para reducir los costos de energía, reducir el consumo, impulsar el rendimiento operativo y extender la longevidad del equipo. Es solo una cuestión de si elige o no aprovecharlo y transformar sus desafíos en oportunidades.

Descubra cómo las organizaciones de alimentos y bebidas pueden aprovechar los conocimientos sobre energía para garantizar el rendimiento y la eficiencia operativos.