Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Responding to the spread of coronavirus – Message from our Managing Director

Tres obstáculos que puedes encontrar en tu camino hacia la sostenibilidad y cómo superarlos

Encontrar el balance adecuado durante tu transición hacia la sostenibilidad es fundamental para garantizar que tus planes a largo plazo no sean afectados por dificultades a corto plazo.

La mayoría de las grandes empresas han establecido objetivos ambiciosos en materia de descarbonización, pero muchas empresas sólo tienen detalles básicos sobre cómo cumplirlos e incluso algunas organizaciones no tienen ningún plan. Los objetivos para 2030 o 2050 pueden parecer muy lejanos, pero el objetivo de cero emisiones netas no puede alcanzarse de la noche a la mañana. Hay que actuar ahora para que los beneficios se cumplan a tiempo.

En los próximos años, se dispondrá de nuevas tecnologías energéticas que tienen el potencial de acelerar las ambiciones de cero emisiones netas. Estas tecnologías se basarán en las soluciones que las empresas pueden implementar desde ahora. Las organizaciones querrán aprovechar estos nuevos avances, en lugar de verse limitadas. Por eso es importante que cualquier estrategia de sostenibilidad que se ingenie hoy sea lo suficientemente flexible como para ajustarse a cualquier cambio de mañana. El inconveniente es que esto significa que tu organización no puede planificar todas las eventualidades en su estrategia de sostenibilidad.

En este blog, exploramos algunos de los obstáculos más comunes que pueden surgir en tu camino hacia la sostenibilidad y sugerimos formas de encontrar el balance adecuado para superarlos.

1. Estrategia de negocio vs estrategia de sostenibilidad: equilibra tus objetivos

Es importante que haya armonía entre tus objetivos de reducción de carbono y los de negocio (normalmente más amplios). ¿Cómo puede la descarbonización ayudar a tu empresa a alcanzar sus objetivos comerciales? La respuesta a esta pregunta te ayudará a obtener y mantener el apoyo de altos directivos.

Sin embargo, los objetivos empresariales y el panorama energético evolucionan continuamente, tanto en cuestiones de tecnología como de regulaciones en general. Esto puede dificultar la alineación de las estrategias empresariales y energéticas, así como complicar que las empresas adquieran experiencia en todos los rubros relacionados con estrategia energética, al mismo tiempo que se cumplen las prioridades de negocio.

No puedes "establecer y olvidar" tu estrategia empresarial o energética, ya que ambas evolucionan y demandan un plan para ello. Es fundamental tener objetivos claros, los cuales tendrán que ser inevitablemente ambiciosos, aunque en algunos casos la tecnología para lograrlos aún se está desarrollando. No obstante, tener objetivos proporciona una ruta clara, impulsa el pensamiento creativo y proporciona un punto de referencia para garantizar la alineación estratégica.

Es importante que las estrategias de sostenibilidad y las comerciales no se afecten negativamente entre ellas para mantener el equilibrio entre ambos rubros. Por ejemplo, asegurándose de que las medidas de sostenibilidad se programen y coordinen cuidadosamente para gestionar el impacto en las operaciones comerciales.

2. Costo vs medio ambiente: lograr ambas prioridades

Algunas personas creen que las organizaciones no pueden reducir sus emisiones de carbono y sus costos energéticos porque consideran que cuidar su impacto medioambiental es una pérdida de recursos (presupuesto) y que centrarse en la reducción de los costos energéticos significa que las tecnologías energéticas con bajas emisiones de carbono están fuera de la agenda de prioridades.

Esto es totalmente falso. Las organizaciones no tienen que elegir entre sus responsabilidades medioambientales y financieras. Estas dos exigencias no son contradictorias ni se excluyen mutuamente. De hecho, las organizaciones con más éxito están desarrollando estrategias que ofrecen tanto sostenibilidad económica como medioambiental, y garantizan que son un negocio sostenible a largo plazo. Reconocen que unas credenciales medioambientales sólidas son esenciales para su rentabilidad a futuro. También consideran que la implementación de tecnologías con bajas emisiones de carbono no requiere grandes inversiones de capital.

Las organizaciones pueden obtener simultáneamente resultados comerciales y de descarbonización mediante la aplicación de soluciones energéticas que otorguen ahorros por adelantado, que luego se usan para financiar la adopción de tecnologías bajas en carbono a largo plazo.

Por ejemplo, la cogeneración (CHP) puede conseguir un ahorro sustancial de costos y energía al tiempo que proporciona energía y calor de forma segura y flexible, como parte de un proceso de cogeneración único y de alta eficiencia. Puede ofrecer un rápido retorno de inversión (ROI), que a menudo se recupera en dos o tres años, lo que la convierte en una de las mejores soluciones de ahorro energético disponibles en el mercado. Esto ofrece la oportunidad de utilizar la eficiencia de los costos para financiar tecnologías totalmente ecológicas con un ROI más duradero y de menor riesgo.

Además, se puede obtener un valor adicional cuando se combina la cogeneración con energía solar fotovoltaica. Las centrales de cogeneración están optimizadas para generar energía de manera ininterrumpida durante largos periodos, mientras que la generación solar ofrece energía muy rentable y limpia, pero sólo durante las horas de luz del Sol. Esta combinación es ideal para las organizaciones con altos picos de demanda durante el día.

Es claro que este no es un enfoque a corto plazo. La asociación de la experiencia interna y socios externos con conocimientos especializados para diseñar la ruta más eficiente basada en la combinación de diferentes soluciones energéticas puede garantizar que los objetivos de costo-beneficio de la sostenibilidad se mantengan en equilibrio.

La inteligencia energética ha ayudado a CMR a reducir su consumo de energía y a evitar 1.2 millones de dólares en costos innecesarios.

3. El ayer frente al mañana: la gestión del cambio cultural

Con el aumento de la atención en temas de sostenibilidad, muchas empresas también están esforzándose en conseguirlo en el ámbito de la cultura organizacional. La sostenibilidad no puede ser prioridad de un solo equipo o departamento, ya que requiere la participación y colaboración de toda la empresa, pero esto puede significar un cambio potencial en la forma en que la empresa ha operado en el pasado, y el cambio cultural es a menudo el aspecto más difícil en cualquier proyecto de transformación.

Es importante identificar y resolver cualquier área en la que la cultura organizacional actual pueda entrar en conflicto con acciones o iniciativas hacia la sostenibilidad. Por ejemplo, si el personal se enfoca actualmente en los resultados a corto plazo, se debe trabajar para que sea aceptable y se celebre el hecho de adoptar puntos de vista a más largo plazo y actuar de forma sostenible. Es importante que el personal entienda que la sostenibilidad no puede esperar hasta mañana. Es posible que actualmente no se tengan todas las respuestas sobre cómo alcanzar el objetivo de cero emisiones netas y que algunas tecnologías necesarias no sean comercialmente viables en este momento. Pero la sostenibilidad es un maratón, no un sprint. Si los colaboradores están culturalmente capacitados para hacer cambios, esto acelerará el progreso a largo plazo.

También es importante tener una ruta clara hacia la sostenibilidad, eliminando cualquier ambigüedad y determinando qué partes de las operaciones de la empresa están en el ámbito de la sostenibilidad. Por ejemplo, establecer quién es el responsable de los avances del plan y cómo se supervisa, y corroborar que se tengan los recursos adecuados para que la sostenibilidad no se observe como impedimento para las operaciones. Por último, reducir el impacto (del camino hacia la sostenibilidad) en las operaciones de la empresa hará que el cambio cultural sea más fácilmente aceptado.

Cuando se tiene clara la ruta del plan, es necesario comunicarlo eficazmente a la empresa. La comunicación coherente es importante para impulsar el cambio en la dirección correcta. Una comunicación simplificada y un lenguaje común para la sostenibilidad pueden ayudar a crear un enfoque conjunto.

Minimiza los desafíos de tu camino hacia la sostenibilidad

Es inevitable que surjan conflictos durante tu trayectoria hacia la sostenibilidad, pero éstos no pueden limitar tus planes. Es importante contar con una estrategia de sostenibilidad lo suficientemente flexible como para ajustarse a los cambios de circunstancias y prioridades, y ser capaz de garantizar la estabilidad necesaria para mantener la trayectoria correcta para alcanzar tus objetivos.

Creemos que las organizaciones pueden conseguir el equilibrio adecuado siguiendo un enfoque en la Senda Energética. Se trata de una metodología estructurada para planificar cada etapa de su camino hacia la sostenibilidad, respaldada por etapas y puntos de contacto adecuados para garantizar la alineación de toda la empresa, incluso cuando las prioridades cambian. Este enfoque puede reducir los riesgos de la sostenibilidad y brindar un claro progreso hacia tus objetivos de descarbonización.

Sea cual sea el enfoque que elijas, tu capacidad para superar los conflictos durante tu recorrido hacia la sostenibilidad será la diferencia entre aprovechar los nuevos desarrollos o verte limitado por ellos.