Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Centrica impulsa una caída del 23 % en las emisiones de la flota

El cambio de enfoque con respecto a los automóviles comerciales y de la empresa ayudó a Centrica en la reducción de las emisiones de la flota en un 23 %.

Reducción
El 23 %
en las emisiones de la flota comercial
Reducción
El 17 %
en las emisiones de los automóviles de la empresa
Reducción
El 30 %
en las emisiones promedio de los tubos de escape de automóviles

Administración centrada en automóviles de la flota y de la empresa

Centrica estableció una meta para reducir las emisiones de carbono globales de sus instalaciones, la flota y los viajes en un 20 % durante ocho años (entre el 2007 y el 2015). Un punto central para alcanzar este objetivo fue integrar comportamientos y tecnologías sostenibles que reducen las emisiones en la flota comercial y los automóviles de la empresa.

Probar nuevos enfoques para la conducción

En el Reino Unido y América del Norte, Centrica hizo una serie de cambios en la forma de arrendamiento, administración y conducción de los vehículos comerciales y automóviles de la empresa.

En el Reino Unido, se realizó una prueba líder de la industria sobre las furgonetas eléctricas en su flota de British Gas. La flota de 100 vehículos eléctricos fue la flota más grande de su tipo en el Reino Unido, y para el 2030 Centrica pretende adoptar vehículos eléctricos e híbridos en toda su flota.

También, se alentó a los empleados a utilizar vehículos de emisiones inferiores en la renovación de sus arrendamientos de automóviles de la empresa, donde casi 180 empleados eligieron híbridos o vehículos eléctricos. Esto se respaldó con la instalación de puntos de carga de vehículos eléctricos en casi 50 sitios de Centrica.

Los resultados

Estas acciones combinadas han generado una reducción del 23 % en las emisiones de la flota comercial global y una reducción del 17 % en las emisiones de los automóviles de la empresa. En general, las emisiones de carbono en Centrica cayeron el 27 % durante el período de ocho años.

Esto fue impulsado en gran medida por la continua actualización de la flota de Centrica en el Reino Unido, donde las furgonetas se reemplazaron con vehículos más pequeños o más eficientes y se reasignaron 8,000 motores para hacerlos funcionar de forma más eficiente. Los puntos destacados específicos incluyen una reducción del 30 % en el promedio de emisiones de tubo de escape de automóviles de la empresa.

Después de este éxito, Centrica actualmente está centrada en reducir su huella de carbono interna en un 20 % para el 2025 con respecto a los niveles del 2015. Como parte de esto, el negocio dio el puntapié inicial a un régimen de descarbonización de la flota durante 10 años en América del Norte.